Ernesto Colman descubre Santiago de Compostela

Santiago de Compostela es una ciudad mágica, y desde Ernesto Colman no hemos querido desaprovechar la oportunidad de perdernos por las calles que trazan su magnífico casco antiguo. Ni que decir tiene que Santiago no se agota en la ciudad intramuros, pero en la ruta que  hoy os proponemos nos quedaremos cerca de los aledaños del imponente Obradoiro.

Plaza del Obradoiro

Además del espectacular templo católico que alberga la tumba del Apóstol Santiago, otros edificios de singular belleza e interés cierran la plaza y que en cierto modo recogen su esencia. El visitante podrá admirar el Colegio de San Xerome, sede del rectorado de la Universidad, sede de la vida estudiantil que caracteriza la capital gallega. La Administración está presente en la plaza a través del Palacio de Raxoi, que alberga la sede del Ayuntamiento de Santiago y la hospitalidad de los gallegos queda representada por el que fuera un hospital para peregrinos, el Hostal de los Reyes Católicos, hoy parador nacional.

Plaza de la Inmaculada

Delimitada por el monasterio de San Martiño Pinario y la fachada catedralicia de la Azabachería, en ella desemboca el último tramo urbano de los Caminos Francés, Inglés y del Norte, que entra al casco histórico por la llamada Puerta del Camino. El monasterio data del siglo x y en sus inicios acogía a un grupo de monjes encargados de vigilar el culto a las reliquias del Apóstol.

Facultad de Geografía e Historia

Aunque la primera sede de la Universidad de Santiago debe situarse en el Colegio Fonseca, en Ernesto Colman hemos percibido que para muchos compostelanos el edificio que alberga la actual Facultad de Geografía e Historia es simplemente “la Universidad”. Una construcción neoclásica que fue ampliada con un piso extra entre los siglos XIX y XX. Su biblioteca es un auténtico templo para el estudio.

Plaza de Abastos

El interés del mercado no es sólo gastronómico, sino también cultural y arquitectónico. En él destacan indudablemente los pescados y mariscos. Junto a los puestos fijos, en la plaza de Abastos sobrevive al paso del tiempo la figura de la “paisana”, productora agroganadera de los municipios de Santiago y limítrofes, que vende el fruto de su propia cosecha. Los días de máxima afluencia coinciden más de cien paisanas, que se disponen en el mercado agrupadas según el género que despachan y su localidad de procedencia.

Entre estación y estación de este pequeño viaje a pie, desde Ernesto Colman recomendamos probar las delicias que ofrecen el campo y el mar a esta verde tierra. ¡No se vayan sin probar el pulpo a feira!

La Catedral de Santiago de Compostela, una de las vistas favoritas de Ernesto Colman

La Catedral de Santiago de Compostela, una de las vistas favoritas de Ernesto Colman

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s